cinib revista 002

Metabolismo: verdades y mitos

Bárbara Manga | Endocrinóloga
El metabolismo es el conjunto de todos los procesos físicos y bioquímicos que suceden en el organismo. A su vez, el metabolismo basal es la cantidad mínima de calorías necesarias para mantener las funciones vitales del cuerpo, es decir el gasto de energía por el hecho de simplemente estar vivo.

¿Estoy gordo porque tengo el metabolismo lento?
Los principales factores que determinan el metabolismo son el sexo, la edad y la masa muscular. Los hombres presentan constitucionalmente un porcentaje de masa muscular mayor que las mujeres y por lo tanto tienen un gasto energético superior incluso mientras duermen (sí, así de injusta es la naturaleza). Asimismo, con el envejecimiento, en un proceso natural que tienen inicio alrededor de los 40, denominado sarcopenia, existe una pérdida progresiva de masa muscular y consecuente aumento de proporción de masa grasa, por lo que el metabolismo disminuye paulatinamente. Finalmente, existe un potencial genético que facilita en mayor o menor medida la formación de masa muscular, pero con diferencia, el mayor determinante  de ello es el grado de actividad física que ha mantenido y mantiene un individuo  lo largo de su vida.

Por lo tanto, esas personas que “comen mucho  y no engordan” no es que se hayan ganado la lotería genética. Lo más seguro es que tienen un estilo de vida más activo y que tengan más masa muscular (además, lo de comer “mucho” es muy, muy relativo).

¿Puedo cambiar mi metabolismo?
Como mencionábamos antes, de los tres factores que condicionan el metabolismo, el único modificable (tened en cuenta que los arreglillos estéticos y los transexuales engañan a la vista pero no a los genes) es el porcentaje de masa muscular. Por lo tanto, podemos aumentar nuestro gasto energético realizando actividad física y cambiando la proporción entre masa grasa y músculo, de manera que gastaríamos más calorías incluso en las horas de sueño (¿lo ves?, hay luz en el final del túnel).

Por lo tanto, exceptuando casos aislados de enfermedades, la más común y conocida el hipotiroidismo, aún en ese contexto el grado de repercusión metabólica es variable y raramente tiene un impacto importante en nuestro entorno sanitario. El metabolismo es bastante homogéneo entre personas de la misma edad y el mismo sexo, siendo la principal variable el grado de actividad física y el porcentaje de masa muscular de cada individuo.

Conclusión: para acelerar tu metabolismo, ¡hay que sudar la camiseta!