cinib revista 002

¿Cómo es el postoperatorio tras la cirugía?

La intervención no es el final sino el principio del proceso.

La intervención no es el final sino el principio del proceso. El postoperatorio de la cirugía de la obesidad implica cambios en el estilo de vida del paciente, tanto de hábitos nutricionales como de actividad física.
 
Solo así se consigue una pérdida significativa de peso mantenida en el tiempo. La cirugía de la obesidad cambia la vida del paciente. La reincorporación del paciente a sus actividades diarias implica diversos retos;  el más importante es que debe comer menos, mejor y más a menudo.

La cirugía bariátrica reduce significativamente la capacidad de almacenamiento de alimentos del estómago, por lo que el organismo deberá habituarse a trabajar y funcionar con el nuevo diseño, establecido por las distintas modificaciones de su tracto gastrointestinal, independientemente de la técnica de cirugía bariátrica a la que haya sido sometido.

Hay 4 pilares básicos de vital importancia para conseguir los resultados esperados:
• Acudir a revisión de cirugía para comprobar que todo va como es debido.
• Una alimentación saludable y moderada antes y después de una cirugía bariátrica.
• Hacer ejercicio con regularidad.
• Seguir un proceso de apoyo psicológico que procure la adaptación exitosa a los desafíos que presenta la nueva condición.

La cirugía laparoscópica, a pesar de ser bien tolerada, puede acompañarse de molestias, nauseas y vómitos. La mayoría de los casos, no presentan ningún de esos síntomas, al estar controlados al máximo por la medicación. Una vez que se toleran los líquidos, los pacientes abandonan el hospital en uno o dos días.

La actividad física depende de cómo se sienta el paciente. Los pacientes pueden retirarse los apósitos y ducharse al día siguiente de la cirugía. Se recomiendan ejercicios en la cama desde el momento que se despierta el paciente. Se aconseja caminar la primera semana postoperatoria. Durante la segunda semana se podrá pasear, realizar alguna actividad física como conducir, subir escaleras o levantar objetos livianos y realizar trabajos que no precisen esfuerzo físico. Probablemente serán capaces de regresar a sus actividades normales dentro de dos semanas.

En general, la recuperación es progresiva. La presencia de fiebre, aparición de dolor abdominal importante, distensión, nauseas y vómitos persistentes, o salida de líquido o pus por alguna de las heridas son indicaciones de que puede haber ocurrido alguna complicación. Usted debe contactar con su cirujano si tuviese algunos de estos síntomas.

Regresar a su trabajo
La mayoría de los pacientes pueden volver a trabajar a los quince días después del procedimiento laparoscópico. Por supuesto, esto depende de la naturaleza de su empleo. Pacientes con trabajos administrativos o de escritorio usualmente vuelven en pocos días, mientras los que tienen trabajos físicos o que tienen que levantar objetos pesados pueden tardar más tiempo.

BOLETÍN TRIMESTRAL

Boletín trimestral del Centro Integral de Nutrición Islas Baleares. Si desea enviar sugerencias o tiene alguna pregunta, hágalo a través de nuestro correo o llamando por teléfono a nuestra consulta.

 

cinib revista citaprevia