Talleres de Actividad Física

El complemento ideal del tratamiento para mejorar su salud y calidad de vida es realizar actividad física de modo regular. Para obtener el peso adecuado y mantenerse a través del tiempo, es necesario practicar actividad física en su vida diaria.
Quienes padecen sobrepeso u obesidad deben regular la actividad física en relación a su estado de salud. Nuestros profesionales están capacitados para diseñar e implementar programas de actividad física en personas con exceso de peso.
El diseño de un programa de ejercicio físico para una persona con exceso de peso debe ser progresivo. Partiendo de esta premisa, debe iniciarse con la práctica de ejercicio moderado que permita compatibilizar su actividad habitual y prevenga lesiones.
La duración e intensidad de la actividad física en su inicio es variable y personalizada, previa valoración de la condición física del paciente. Será prescrita de modo personal por entrenadores personales.
El inicio de actividad física puede ser suficiente para empezar a perder peso, pero es fundamental mantener un cambio y un hábito continuo para contribuir a adecuar el estilo de vida deseable.
Es fundamental determinar el tipo de ejercicio que debe realizarse. Cualquiera de ambos tipos de actividad física debe ir siempre precedido de un calentamiento y cerrarse con ejercicios de enfriamiento, con el fin de evitar posibles lesiones.
Hay dos tipos de ejercicios:
1.- Los ejercicios aeróbicos (caminar, bailar, nadar, etc.), esta centrados en mejorar la resistencia. Permiten ejercitar un gran número de músculos y no requieren ningún tipo de equipamiento especial.
2.- Los ejercicios anaeróbicos esta basados en la fuerza (pesas, abdominales, etc.), mejoran el tono muscular y ejercitan los grandes grupos de músculos. Por último, queda lo más importante de cualquier plan de ejercicio físico para personas predispuestas al sobrepeso: el adquirir un hábito de actividad física propicia junto a una dieta adecuada y equilibrada cambiar el estilo de vida.