cinib blog intro

El efecto del alcohol se triplica si tienes una cirugía

En los pacientes operados de cirugía bariatrica las investigaciones reportan que el metabolismo del alcohol y los pacientes responden de manera diferente, tanto física como psicológicamente, siendo más sensibles a los efectos de bajas dosis de alcohol, probablemente relacionado con la menor degradación a nivel gástrico por la presencia de un bypass o por aumento del vaciamiento gástrico.

Cuando se consume una bebida alcohólica, pasa a lo largo del esófago, llega al estómago, avanza hasta el intestino delgado, desde donde pasa a la circulación sanguínea. El estómago es el primer órgano que procesa el alcohol: cerca del 20% se absorbe a través del revestimiento del estómago y el 80% es absorbido a través del intestino delgado.
La intensidad de absorción del alcohol a la sangre, se ve modificada por la presencia de alimentos en el estómago. Su digestión retrasa el paso del alcohol al intestino delgado, por lo que sus efectos también aparecerán más lentamente y no se alcanzarán niveles tan elevados de alcohol en sangre como si se estuviese en ayunas.
También influye el tipo de alimentos que se consume: los alimentos grasos aceleran el vaciado gástrico y favorecen la absorción del alcohol en el intestino delgado, por el contrario las comidas con alto contenido en proteínas o hidratos de carbono retrasan el vaciado y disminuyen la absorción. Los ácidos grasos contribuyen también a la eliminación del etanol, acelerando el proceso.

Los operados de cirugía de la obesidad deben controlar el consumo de alcohol porque lo absorben 3 veces más rápido. Varios estudios compararon las concentraciones sanguíneas de alcohol en mujeres sometidas a a bypass gástrico frente a quienes no se operaron. En las sometidas a la cirugía, las concentraciones sanguíneas de alcohol fueron dos veces más que las que no estaban operadas. Además, se sintieron ebrias durante más tiempo.

“Es una precaución que deberían conocer todos los pacientes tratados con cirugía bariátrica”. Un trabajo realizado a pacientes con bypass gástrico por el doctor John Morton, autor principal del estudio. Se compararon los efectos de una copa de vino, bebida en 1 minuto, en 19 pacientes, antes de la cirugía y tres y seis meses después. Con un test de alcoholemia, el equipo les midió el nivel máximo de alcohol en el aliento, que revela cuánto alcohol absorbió el organismo.
Antes de la cirugía, el nivel máximo de alcohol después de una copa de vino fue del 0,024 por ciento. A los seis meses, del 0,088 por ciento, por encima del límite legal del 0,08 por ciento. “Una copa de vino convirtió a los pacientes en conductores ebrios según la ley en EEUU”.
Además, después de la cirugía, el organismo tardó 88 minutos en volver a 0 el nivel de alcohol, comparado con los 49 minutos registrados antes de la intervención. Morton atribuyó los cambios posiblemente a que el estómago ya no está disponible por completo para procesar el alcohol.

FUENTE: Los efectos del alcohol

 

El Centro Integral de Nutrición de las Islas Baleares (CINIB) es el único centro de Mallorca íntegramente dedicado a la atención de los pacientes con sobrepeso y obesidad. Está integrado por un equipo de especialistas en materia de cirugía de la obesidad, endocrinología, psicología, nutrición y dietética.
971 213 262 | 636 253 692