cinib blog intro

¿Por qué tenemos frío después de la cirugía?

Parece ser que el tejido adiposo tiene funciones importantes en el control de la temperatura corporal, pero en la termogénesis también influye la disminución de la ingesta que induce la cirugía y que provoca una menor generación de calor en relación al menor procesamiento de los alimentos durante su digestión como explicamos al hablar del metabolismo basal. Hablamos ahora de la composición del tejido adiposo.

El tejido adiposo o graso está compuesto de dos tipos de grasa funcionalmente diferentes: una blanca y otra marrón.
El tejido adiposo blanco almacena las reservas energéticas en forma de lípidos. El tejido adiposo marrón interviene en la oxidación de los lípiodos, por tanto, interviene en la regulación de la temperatura corporal, función llamada termogénesis. Esta función es especialmente importante al nacer, ya que el tejido adiposo marrón ayuda a evitar la hipotermia, un riesgo importante en recién nacidos, sobre todo en prematuros. En los seres humanos, el tejido adiposo marrón se encuentra en las edades iniciales, y se ha considerado esencial. Sin embargo en los adultos, no existe y no tiene relevancia fisiológica.
La intervención del tejido graso marrón en la función de la temperatura se puede observar a través de imágenes de infrarrojos. Incluso cuando una persona duerme, las imágenes de infrarrojos revelan zonas más calientes en diferentes partes de cuerpo que, en su mayoría, que se correlacionan con las zonas anatómicas donde se encuentran estos depósitos de grasa marrón.
Se considera que el tejido adiposo marrón puede alterar la sensibilidad a la insulina y modificar la susceptibilidad al aumento de peso.
La distribución del tejido adiposo blanco muestra un dimorfismo sexual claro: los hombres tienen cantidades más grandes de tejido adiposo blanco intraabdominal que las mujeres, mientras que las mujeres tienen más tejido adiposo blanco subcutáneo en los muslos y las caderas que los hombres. Los depósitos de tejido adiposo marrón tienen distribuciones similares en ambos sexos, aunque la cantidad y su actividad es mayor en mujeres que en hombres.
La localización más común para el tejido adiposo marrón fue detectada por PET-CT gracias a la observación de un depósito cervical-supraclavicular, en un plano fascial superficial y lateral a los músculos esternocleidomastoideos.
Estudios previos han sugerido que la cantidad de tejido adiposo marrón, detectada por PET-CT, puede disminuir rápidamente en respuesta al aumento de la temperatura exterior, a la toma de agentes ansiolíticos como las benzodiazepinas, al bloqueo simpático por medicamentos como el propranolol o con la intervención dietética.
Por tanto, la temperatura ambiental influye en la cantidad de tejido adiposo marrón. Su actividad, dependiendo de las edad y el sexo, es más alta en el invierno, más baja en la primavera y el otoño, y así nula en el verano.
También parece haber una interacción entre el tejido adiposo marrón y la obesidad. El IMC se correlaciona inversamente con la cantidad de tejido adiposo marrón, especialmente en pacientes de edad avanzada. Sin embargo, aunque en pacientes sometidos a cirugía bariátrica se ha podido observar que la pérdida de peso va asociada a un aumento la actividad del tejido adiposo marrón, de algún modo existe una dificultad de adaptar la temperatura corporal a la del ambiente lo que da lugar a la sensación de frío que es suma a la provocada por la disminución de la ingesta.

FUENTE: http://www.obesidadenmallorca.com/bog-de-obesidad-en-mallorca/95-obesidad/166-comprendiendo-que-es-el-metabolismo-basal

El Centro Integral de Nutrición de las Islas Baleares (CINIB) es el único centro de Mallorca íntegramente dedicado a la atención de los pacientes con sobrepeso y obesidad. Está integrado por un equipo de especialistas en materia de cirugía de la obesidad, endocrinología, psicología, nutrición y dietética.
971 213 262 | 636 253 692