cinib blog intro

Un 20% de pacientes no pierde peso suficiente o lo recupera. No seas uno de ellos

Cuando planteamos un tratamiento quirúrgico para la pérdida de peso, tenemos que tener la ayuda y predisposición favorable de la persona a la que atendemos e idealmente también la de su entorno más próximo.
Un 20% de pacientes no pierde suficiente peso o lo recupera, no queremos que seas uno de ellos!

En el Centro Integral de Nutrición de las Islas Baleares - CINIB, enfocamos el tratamiento de una persona con obesidad debe debe perder peso desde dos grandes aspectos que, van unidos y sólo así, se pueden conseguir los resultados deseados y mantenerlos a largo plazo:


1.- El aspecto físico. Nos referimos al momento de la cirugía. Nosotros podemos reducir el estómago de una persona para reducir su capacidad de ingesta y a la vez disminuir su estímulo para ingerir alimentos. Actualmente disponemos de la cirugía mínimamente invadida o cirugía laparoscópica y de técnicas como la gastrectomía vertical que son amigables para el paciente y que no obligan a la necesidad de tomas múltiples suplementos vitamínicos, calcio, hierro, etc. Estas técnicas hacen que la cirugía sea bien tolerada y sin secuelas derivadas de los cambios del transito de los alimentos.

2.- El aspecto psícológico. La “gula”, ya que a partir de los 6 meses de la operación aparece en nuestra mente y se tienden a volver a los viejos hábitos. En este apartado nos referimos al acompañamiento imprescindible que a todo paciente operado se le debería poder ofrecer para asumir los nuevos hábitos alimenticios saludables. Estos cambios son fundamentales para mantener a largo plazo la pérdida de peso conseguida. Nos referimos a los atracones, a los picoteos por ansiedad, a la ingesta de una cantidad importante de alimentos durante una comida de modo rutinario, al comer sin prestar atención al plato del alimento o estando distraído en otra actividad. La necesidad de cambiar todos los hábitos que se han adquirido a lo largo del tiempo y que tanto han contribuido a nuestra obesidad, requiere una intervención temprana por parte de profesionales con experiencia, tras la cirugía.

Durante los primeros años tras una intervención, los efectos de la cirugía son la “restricción” de la cantidad que se puede tomar en una comida y a la “disminución del apetito”, hacen que la pérdida de peso sea continua y muy importante.

Las personas que se operan están satisfechas de los resultados dado que pierden peso continuamente sin que les represente ningún esfuerzo en el cumplimiento de las nuevas propuestas dietéticas. En ocasiones esta situación de falso control del peso hace que abandonen el seguimiento recomendado y con el tiempo retomen sus viejos y malos hábitos alimentarios recuperando parte del peso perdido tras la cirugía.

Esta recuperación se debe al aumento de las calorías que se toman o al picoteo continuo de pequeños alimentos, sumado a la poca actividad física por los hábitos sedentarios, lo que predispone a esta reganancia de peso mencionada.

En estas situaciones, los beneficios del tratamiento quirúrgico disminuyen y algunos pacientes no pierden suficiente peso o recuperan gran parte del perdido al cabo de los años. Puede acontecer entre un 15 y un 20 por ciento de los pacientes operados. Al final son personas que presentan patrones de mala adaptación con toma de comidas más densas o picoteos y al final, se produce el fracaso de la pérdida ponderal deseada.

Por todo ello, recomendamos un seguimiento periódico que nos permite valorar pequeñas alteraciones en la alimentación y evitar que el aumentemos de peso y lleguemos a considerar el tratamiento de la cirugía como un fracaso. En muchas ocasiones la causa de la reganancia de peso ha sido el abandono del tratamiento retomando los viejos hábitos de la mala alimentación.

 

El Centro Integral de Nutrición de las Islas Baleares (CINIB) es el único centro de Mallorca íntegramente dedicado a la atención de los pacientes con sobrepeso y obesidad. Está integrado por un equipo de especialistas en materia de cirugía de la obesidad, endocrinología, psicología, nutrición y dietética.
971 213 262 | 636 253 692