CINIB - Centro integral de nutrición Illes Balears

Diabetes gestacional

infertilidad y disfunción sexual

La diabetes gestacional (DG) es la intolerancia a los hidratos de carbono, que comienza o se diagnostica por primera vez durante el embarazo. La diabetes gestacional no es causada por la carencia de insulina, sino por una condición denominada resistencia a la insulina.

Se estima que la diabetes gestacional tiene una incidencia que va de un 3 al 10%, y su presencia genera riesgo de efectos adversos maternos, fetales y neonatales que aumentan continuamente en función de la glucemia materna en las semanas 24 a 28 del embarazo.
Los criterios diagnósticos se han ido modificando a lo largo de los años en relación a la procedencia de la muestra (sangre total o plasma),la recomendación actual de la Sociedad  Española de Ginecología y la del Grupo Español de Diabetes y Embarazo es la de mantener los criterios del NDDG (National Diabetes Data Group): glucemia basal: 105 mg/dl, una hora: 190 mg/dl, dos horas: 165 mg/dl, tres horas: 145 mg/dl.
Los factores de riesgo son: a) edad materna mayor a 30 años, b) historia obstétrica previa (antecedentes de diabetes gestacional, hipertensión arterial específica, abortos a repetición, c) Obesidad severa de tipo central y d) antecedentes familiares de diabetes.
En embarazadas sin diagnóstico previo de diabetes mellitus y sin factores de riesgo, se realizará el cribado de DG entre la semana 24 y la 28
Ante la presencia de factores de riesgo o cuando hay diagnóstico de diabetes gestacional es recomendable, junto al obstetra de la paciente, el control metabólico por un endocrinólogo y un nutricionista para un establecer plan nutricional y evitar complicaciones tanto del embarazo como del feto.
Las pacientes con DG deben ser revaluadas a las 6-12 semanas del posparto con el test de tolerancia oral a la glucosa y criterios diagnósticos de no embarazo. Si es normal, continuarán con cribado al menos cada tres años.
Las mujeres con antecedentes de DG que desarrollan prediabetes deberían recibir intervenciones del estilo de vida con hábitos alimenticios adecuados o metformina para prevenir la diabetes mellitus.

Fuente: Resumen de las recomendaciones de la American Diabetes Association (ADA) 2014 para la práctica clínica en el manejo de la diabetes mellitus. Diabetes Práctica 2014;05(Supl Extr 2):1-24

 

 

 

 

 

 

Tabla de contenidos