CINIB - Centro integral de nutrición Illes Balears

¿Cúales son los síntomas más comunes en las intolerancias alimentarias?

Síntomas de la intolerancias alimentarias

Las reacciones adversas a los alimentos se definen como cualquier reacción anormal después de la ingestión de un determinado alimento. Existen diferentes tipos de reacciones adversas, como son la hipersensibilidad a los alimentos, incluida la intolerancia y alergia alimentaria. En estos últimos años se ha evidenciado un aumento de las reacciones adversas a los alimentos, probablemente asociadas a los cambios en el estilo de vida producidos en las últimas décadas.

La intolerancia alimentaria es una respuesta, no mediada por el sistema inmune, iniciada por un alimento o un componente alimentario en una dosis normalmente tolerada y que explica la mayoría de las respuestas alimentarias adversas. Se estima que la intolerancia alimentaria afecta hasta a un 20% de la población. El diagnóstico a menudo no es sencillo y requiere una comprensión de la variada presentación clínica, incluida la gravedad y el momento de aparición de los síntomas.

Las manifestaciones clínicas de la intolerancia alimentaria están compuestas por síntomas y signos similares a los de la alergia a los alimentos. Sin embargo, se diferencian de esta última en que la probabilidad de aparición de algún síntoma y su intensidad son dosis dependiente. Por ejemplo, una persona con intolerancia a la lactosa puede no presentar síntomas tras la ingesta de 50g de queso curado (escasa cantidad de lactosa) y presentar un gran cuadro de flatulencias y dolor abdominal con la ingesta de 200ml de leche (alimento con más cantidad de lactosa).

 Los síntomas gastrointestinales más comunes que nos pueden hacer sospechar de una posible intolerancia alimentaria son:
– Dolor abdominal
– Hinchazón
– Náuseas y vómitos
– Retortijones
– Episodios de diarrea y/o estreñimiento
– Flatulencias
– Punzadas

Existen otros síntomas extra-intestinales menos frecuentes causados por las intolerancias alimentarias, estos son: síntomas respiratorios, rinitis, urticaria, angioedema, dolores de cabeza y migraña, fatiga, problemas musculoesqueléticos y cambios de comportamiento.

La identificación de los alimentos responsables de la intolerancia puede ser un desafío, ya que varios grupos de alimentos pueden estar implicados en el mismo individuo. Los aditivos alimentarios como el glutamato monosódico y los sulfitos también pueden provocar reacciones. Además, en la actualidad vivimos rodeados de productos procesados que pueden contener ingredientes causantes de la intolerancia, y es de gran importancia que el especialista en dietética y nutrición guíe al paciente en la identificación de las sustancias o alimentos que le estén causando el malestar.

Desde el Centro Integral de Nutrición de las Islas Baleares, el especialista en dietética y nutrición realiza una valoración completa del caso, elaborando una pauta alimentaria personalizada para el paciente y acompañando a éste en su cambio de alimentación, para lograr así una disminución progresiva de la sintomatología y una mejora de la calidad de vida.

Referencias bibliográficas
1. Tuck, CJ, Biesiekierski, JR, Schmid-Grendelmeier, P. y Pohl, D. (2019). Intolerancias alimentarias. Nutrientes, 11 (7), 1684.

2. Ruiz Sánchez, Jorge Gabriel, Palma Milla, Samara, Pelegrina Cortés, Beatriz, López Plaza, Bricia, Bermejo López, Laura María, & Gómez Candela, Carmen. (2018). Una visión global de las reacciones adversas a alimentos: alergia e intolerancia alimentaria. Nutrición Hospitalaria, 35(spe4), 102-108. Epub 28 de septiembre de 2020.

3. Turnbull, J. L., Adams, H. N., & Gorard, D. A. (2015). Review article: the diagnosis and management of food allergy and food intolerances. Alimentary pharmacology & therapeutics, 41(1), 3–25.

Tabla de contenidos