CINIB - Centro integral de nutrición Illes Balears

La bebida como fuente de calorías

BebidasyCalorias 1

Numerosos estudios han explorado los posibles vínculos entre los refrescos y el peso. Aunque no es una tarea fácil, los estudios muestran que el aumento del consumo de refrescos se asocia con aumento del aporte calórico. Y en general, los estudios en niños y adultos concluyen que reducir el consumo de bebidas azucaradas puede conducir a la pérdida de peso.

Antiguamente se obtenían casi la totalidad de sus calorías de los alimentos sólidos.
A sabiendas que nuestra principal bebida a consumir debería ser el agua, la llegada de azúcar ha modificado nuestra predilección por las bebidas. El azúcar añadido a los alimentos representa actualmente casi el 16 por ciento de la ingesta diaria promedio de los países civilizados. Los refrescos endulzados representan casi la mitad de eso.

Las bebidas con más calorías son:
El alcohol, por ejemplo, la ginebra es una bebida destilada de un cereal, normalmente trigo o cebada, con una graduación alcohólica entre 40/47º. Esta bebida aporta sola unas 260 Kcal por 100 mililitros, y nutricionalmente no aporta nada, de ahí que sus calorías se denominen “calorías vacías”.

Vino de mesa, La bebida de gran tradición española y con infinitas variedades, también obtenida por fermentación alcohólica. Aporta aproximadamente 70 Kcal por copa de vino, repartidas entre alcohol e hidratos de carbono.

Los lácteos están compuestos por agua, grasa e hidratos de carbono, además de un importante aporte de minerales fundamentales para un buen desarrollo óseo como son el fósforo, calcio, magnesio y zinc, además de vitaminas A, D y del grupo B, podemos hablar por su composición de un verdadero alimento. Un vaso de leche entera, aquella que presenta todo su contenido en grasa, tiene unas 160 Calorías, un vaso de leche semidesnatada tiene unas 120 Calorías y la leche desnatada unas 80 Calorías.

Bebidas azucaradas: aquí estarían los conocidos comúnmente como refrescos, los hay de cola, de naranja, de limón…ya sabéis de que os hablo, estas bebidas se componen básicamente de azúcar y mucha azúcar. ¿Tanta? Si, y más…una lata de un “refresco de cola” tienen entre 8 y 9 cucharadas de azúcar y nada más. Así que cuidado con abusar de ellas. Aportando casi 150 Calorías por lata.

 

 

 

Tabla de contenidos