CINIB - Centro integral de nutrición Illes Balears

El comedor nocturno

Comedor Nocturno

El síndrome de comedor nocturno, es una entidad que se caracteriza por presentar: anorexia matutina, hiperfagia nocturna e insomnio y cursa con variaciones en los patrones del sueño. Adicionalmente, algunos autores han propuesto la inclusión de 2 criterios adicionales: a) Ausencia del trastorno por atracón o comedor compulsivo y b) Duración de los síntomas descritos por más de tres semanas. La exacerbación de la sintomatología coincide con períodos de ganancia de peso y episodios de vida estresante.

En respuesta a la falta de apetito en la mañana (denominada anorexia matutina), se presenta la  hiperfagia nocturna asociada a consumo de más del 50% de la ingesta diaria en horas poco usuales, específicamente después de las 6 de la tarde.
Si bien la depresión no ha sido considerada criterio diagnóstico del síndrome, ésta se ha asociado fuertemente al mismo1. Aproximadamente el 45% de los pacientes con síndrome de comedor nocturno han experimentado un episodio depresivo mayor en algún momento de su vida y un 30% adicional ha experimentado alguna forma de depresión descrita con la presencia de sentimientos de tristeza o estrés2. Se desconoce si esta sintomatología es causada por el mismo o por una causa externa, lo que si se ha establecido es que afecta la habilidad del individuo para controlar y afrontar la entidad.

El síndrome de comedor nocturno parece representar un nuevo desorden alimentario, diferente  a la anorexia, bulimia o el comedor compulsivo. Se diferencia de los dos últimos en la frecuencia y cantidad de la ingesta, particularmente en horario nocturno. En contraste con la cantidad de veces que se levantan en la noche los pacientes con de éste síndrome, los comedores compulsivos lo hacen muy poco3. Por otra parte, la cantidad de comida ingerida en los pacientes con ingesta nocturna es mucho menor que en casos de bulimia o trastorno por atracón, de hecho se estima que en los pacientes con diagnóstico de comedor nocturno presentan un consumo aproximado de 200-400 calorías por ingesta, mientras que los individuos con Bulimia o comedor compulsivo pueden llegar a comer durante un atracón entre 2000-3000 calorías e incluso sobrepasarlas por ingesta.

Diagnosticar a un paciente de síndrome de comedor nocturno tiene valor para decidir el tratamiento nutricional y el tipo de restricción dietética a realizar4 sin embargo, en la mayoría de los casos el tratamiento debe ser multidisciplinar, fundamentándose en el apoyo pscicológico aunado a modificación del ambiente, evitando el uso de dietas que habían sido inefectivos en tratamientos anteriores.

BIBLIOGRAFIA:

1. Gluck EM, Geliebter A, Satov T. Night eating syndrome is associated with depression, low self esteem, reduced daytime hunger and less weight loss in obese outpatients. Obes Res 2001;94:264-267. 
2. Allison KC, Stunkard AJ, Thier SL. Overcoming night eating syndrome. Oakland, New Harbinger Publications, 1era edición. 2004.
3. Birketveldt. GS, Florholmrn J, Sundsfjord J, Osterud B, Dinges D, Bil W and Stunkard, A. Behavioral and neoroendocrine characteristics of the nigh eating syndrome. JAMA. 1999; 282 (7): 657-663. 
4. Méndez F. Anorexia y Bulimia: Trastornos alimentarios. España; 1996.

Tabla de contenidos