CINIB - Centro integral de nutrición Illes Balears

En la obesidad, no sólo cirugía

Equipo de expertos en el tratamiento de la obesidad en palma

La obesidad esta definida según la Organización muldial de la Salud cuando el índice de masa corporal (IMC) es igual o superior a 30 kg/m2. Hablamos de obesidad severa cuando éste índice esta situado en un rando entre 35 y 39,9 kg/m2. Cuando el IMC supera 40 Kg/m2 estamos ante una obesidad mórbida, donde el riesgo de padecer enfermedades aumenta y éstas condicionan una menor esperanza de vida es mayor. Tanto en la obesidad severa cuando existen enfermedades como obesidad mórbida, la solución más efectiva es la cirugia bariátrica. Aqui hay algunas respuestas a tus preguntas, si te hallas en esta situación.

La cirugía es un parte del tratamiento en esta enfermedad crónica y debemos considerarla en una escala de tratamiento cuando el médico-dietético no ha conseguido mantener una pérdida de peso adecuada.
 
En el Centro Integral de Nutrición Islas Baleares – CINIB de palma de mallorcaconsideramos la cirugía como una opción terapéutica que permite iniciar el enfoque global del tratamiento de la obesidad: “los hábitos alimenticios”.
 
Como expertos en el áerea de la obesidad, creemos que los resultados de cirugía seran mejores cuando la adecuación de hábitos alimenticios sea más adecuada. Los cambios inducidos en las distintas entrevistas clínicas posteriores a la cirugía por nuestros especialistas lo definimos como el plan quirurgico. Grupo de visitas centradas en nutricionistas para asesorar sobre la alimentación, los aspectos psicológicos y de actividad física.
 
En esta entrada vamos a responder a algunas de las preguntas más habituales, si quieres puedes resolver más dudas entrando en nuestro espacio web dedicado a ello o venir a una entrevista personal

 

¿Qué es la cirugía bariátrica?
La cirugía de la obesidad o cirugía bariátrica es el único tratamiento con eficacia demostrada a largo plazo ante la pérdida de peso en pacientes con obesidad. Se plantea en aquellas personas que han fracasado en múltiples intentos de tratamientos médicos y presentan un IMC de 40 Kg/m2 o mayor de 35 Kg/m2 si coexisten con enfermedades que pueden ser susceptibles de mejora tras una la importante de peso mantenida.
 

¿Cómo se opera?
Siempre es por vía laparoscópica. El paciente requiere únicamente pequeñas incisiones lo que permiten una recuperación más rápida con poco dolor y una movilización precoz.
La reinstauración de la dieta oral es a las 24 horas lo permite una vuelta al domicilio pronta y una reincorporación rápida a sus actividades.

¿Qué técnicas quirúrgicas se utilizan?
Existen dos grupos de técnicas: las restrictivas, que se basan en la disminución de la capacidad gástrica y por tanto, provoca una saciedad precoz y duradera. En este grupo se incluirían la banda gástrica (actualmente muy poco utilizada) y la manga o gastrectomía tubular.

Y el otro grupo son las mixtas, que son aquellas en las que se interviene a la vez sobre el estómago, reduciendo su capacidad, y sobre el intestino realizando puentes o cortocircuitos para que parte del alimento cambie de trayecto, disminuyendo de la absorción de los alimentos. Aquí se incluyen la derivación bilio-pancreática y el bypass gástrico.

¿Existen riesgos con la cirugía?
En este momento donde la innovación tecnológica ha permitido que los procedimientos en cirugía puedan ser realizados por cirugía laparoscópica, los riesgos quirúrgicos estan en función de las características del paciente: edad, índice de masa corporal, enfermedades de base y su evolución y, finalmente de la experiencia del cirujano (1).
Las complicaciones son infrecuentes  (2 de cada mil pacientes cuando no hay comorbilidades o no son importantes) basandonos en los registros de la International Batriatric Surgery de EEUU, incluso menor que con otras cirugías del abdomen.
 
¿Cuánto peso se pierde?
La pérdida de peso depende de la posibilidad de ofrecer un acompañamiento adecuado al paciente operado con un apoyo de visitas realizadas por endocrinologos y nutricionistas. Es fundamental tener en cuenta la posibilidad de ofrecer apoyos psicológicos personalizados en casos concretos .
En general, se pierde un 80% del sobrepeso o su equivalente en el IMC, aproximadamente de 10 a 13 puntos de IMC. La mayor parte del peso se pierde durante los primeros seis meses. El resto del peso se pierde entre los 6 y 12 meses después de la intervención, estabilizándose la pérdida sobre los 18 meses.

 

¿Se puede recuperar el peso perdido?
Tras la cirugía puede observarse una pequeña recuperación del peso perdido, contemplada habitualmente más alla de los 5-7 años. Puede tener diferentes causas y ante todo debe descartarse una casua relacionada con la cirugía. Los problemas técnicos pueden relacionarse con una mayor dilatación del estómago, una dilatación de la anastomosis o una comunicación anómala entre vísceras (fístula gastro-gástrica) con aparición de pirosis, vómitos y se aumenta la capacidad de ingerir cada vez más comida. En la mayor parte de ocasiones es debida a una ingesta alimenticia adecuado con un mayor aporte calórico, de ahí la importancia de complementar unos hábitos alimenticios saludables e incentivar la actividad física acorde con las posibilidades de cada paciente (2).

Bibliografía:

(1) DeMaria EJ. Validation of the Obesity Surgery Mortality Risk Score in a Multicenter Study…. Ann Surg 2007; 246:578-584.

(2) Leite Faria S, Pereira Faria O, Carvalho Lopes T, Vieira Galvão M, Oliveira Kelly E, Kiyomi Ito M. Relation Between Carbohydrate Intake and Weight Loss After Bariatric Surgery. Obes Surg. 2009;19:708-16

 

 

 

 

 

 

Tabla de contenidos