CINIB - Centro integral de nutrición Illes Balears

La automonitorización contribuye a mantener el peso

Automonitorizacion es autocuidado

La cirugía bariátrica tiene como objetivo proporcionar pérdida de peso a largo plazo y mejorar las comorbilidades relacionadas con el peso.

Desafortunadamente, algunos pacientes pueden recuperar parte del peso perdido en los 2 a 10 años después de la cirugía. Una revisión de la literatura remarca que las consideraciones conductuales, dietéticas, psicológicas, físicas y médicas pueden desempeñar un papel en una pérdida de peso insuficiente o subóptima a largo plazo. 

Las recomendaciones para optimizar la pérdida de peso a largo plazo incluyen asegurar que el paciente entienda cual es el mecanismo de acción del procedimiento realizado, sesiones educativas preoperatorias y postoperatorias, limitación de las comida fuera del hogar y un promedio de 60 minutos de actividad física al día. La prescripción de suplementos nutricionales a medida y evaluaciones médicas, psicológicas y dietéticas anuales de por vida.

Se requieren cambios significativos en la dieta, la psicología y el estilo de vida después de la cirugía bariátrica para obtener los máximos resultados. Las sesiones de educación pre y postoperatorias brindan al paciente conocimientos prácticos, habilidades y el apoyo necesario para realizar los cambios adecuados y optimizar el peso. Diferentes investigaciones y trabajos científicos muestran que la frecuencia de las consultas y la adherencia a las mismas, se correlaciona con el éxito de la pérdida de peso. El estudio de Dixon muestra que los pacientes que realizaron un mínimo de 12 consultas dentro de los primeros 6 meses de cirugía lograron resultados significativamente mejores en la cirugía postbariátrica, con respecto a su pérdida de peso.

En la actualidad los métodos de comunicación digital como las redes sociales, las consultas telefónicas y los programas de educación en línea podrían utilizarse para aumentar el compromiso con los pacientes y minimizar costes tanto de desplazamientos como aquellos derivados de la asistencia en la consulta. 

Odom y colaboradores encontraron que el automonitoreo era una de las estrategias más protectoras tras la cirugía post-bariátrica para evitar recuperar peso. Esto es consistente en la literatura sobre el control del peso dentro de las comunidades de cirugía no bariátrica, que muestra que los pesajes regulares, los registros de alimentos y los diarios de ejercicio son herramientas vitales para evitar la recuperación de peso. Alentar a los pacientes bariátricos a mantener un diario de consumo de alimentos a modo de autoresgitro, es especialmente importante, ya que además de aumentar la conciencia del paciente sobre los patrones de alimentación adecuados, también permite al dietista-nutricionista bariátrico identificar cualquier área de alto riesgo de desorden alimentario, como insuficiencia nutricional, intolerancias alimentarias, mala elección de alimentos o aversión a los alimentos, todo lo cual puede comprometer el peso pérdida y estado nutricional.

Con base en la literatura revisada, nuestras principales recomendaciones para optimizar la pérdida de peso a largo plazo incluyen:

— asegurando que el paciente entienda cómo funciona el procedimiento;
— ofreciendo sesiones educativas pre y postoperatorias;
— asegurando que el paciente utilice estrategias de automonitoreo;
— adaptación de suplementos nutricionales;
— restringir las calorías líquidas, hacer purés, pastorear y comer fuera de casa;
— participar en un promedio de 60 minutos de actividad física por día; y
— realizando evaluaciones médicas, psicológicas y dietéticas anuales de por vida.

 Como conclusión podemos afirmar que la pérdida de peso a largo plazo en pacientes que siguen cirugía bariátrica requieren un manejo regular y con el  apoyo por parte de profesionales de la salud calificados, aunque según la revisión mencionada también se ha demostrado eficaz el automonitoreo por parte del paciente que le ayudará a incrementar su implicación en su tratamiento.

Fuente: Interventions to improve long-term weight loss in patients following bariatric surgery: challenges and solutions. Diabetes Metab Syndr Obes. 2015; 8: 263–274.

Tabla de contenidos