CINIB - Centro integral de nutrición Illes Balears

La braquioplastia

Cirugia de contorno

Cuando existen importantes cantidades de peso puede estar indicada la cirugía de reparación o contorno para restaurar las proporciones corporales y mejorar el tono de la piel. Esta reparación debe plantearse cuando se ha conseguido una pérdida importante del peso y ésta se ha estabilizado. Esta técnica la realizada habitualmente con un cirujano plástico, y en nuestro caso, colaboramos con la Dra Marta Paya de EonclinicPalma.

En general los mejores resultados se obtienen cuando el IMC esta próximo a 25 kg/m2 o entre 25 y 30 Kg/m2.
Aunque la mayoría de pacientes que se interesan por una cirugía de contorno, se interesan por el tronco, empezaremos esta serie de artículos comentando la braquioplastia.
Aunque existen ejercicios para mejorar la piel flácida de los brazos como son el levantamiento de pesas para trabajar bíceps y tríceps, cuando la pérdida de peso es severa puede crearse la “deformidad de ala de murciélago”. Esto puede restringir el movimiento e interferir con el uso de los brazos.
Es una técnica quirúrgica reparadora utilizada en mejorar el aspecto de los brazos mediante resección del exceso dermograso de su cara interna, conseguiendo brazos estilizados y armónicos con el cuerpo. El aspecto negativo de esta intervención es la necesidad de dejar una cicatriz en la cara interna de los brazos, en línea media. Los pacientes que están considerando la braquioplastía deben entender que una cicatriz significativa existirá desde el codo hasta la axila y que no deben someterse a la cirugía si no están cómodos con la cicatriz.

 

 

 

 

 

 

Tabla de contenidos