CINIB - Centro integral de nutrición Illes Balears

¿Porqué cambiamos de volumen sin perder peso?

Cambiamos de talla sin perder peso
Análisis de composición corporal

Nuestro peso son los kilos que reflejan la composición de nuestro cuerpo. Sin embargo la composición corporal y no el peso es lo más importante.

El cuerpo humano está compuesto en su mayoría por agua. Se estima que un 60% del cuerpo humano adulto sea agua, aunque este porcentaje de agua varia con la edad, el sexo y la constitución corporal. Existe diferente contenido de agua en los distintos tejidos del organismo; por ejemplo, el tejido muscular tiene alrededor de 75%, en tanto que el tejido adiposo tiene sólo 10%.

Desde un punto de vista orgánico, si tenemos en cuenta los distintos órganos y tejidos que conforman nuestro organismo, estamos formados por tejido adiposo, tejido muscular, tejido esquelético y el conjunto de los órganos y sistemas, como el digestivo incluyendo el hígado y el páncreas; el sistema cardiopulmonar; el sistema renal y suprarrenal, etc. y los sistemas celulares como la médular ósea y el sistema sanguíneo. Por tanto, nuestro peso corporal es la suma del conjunto de tejidos y sistemas que integran nuestro organismo.

Los estudios de la distribución del tejido adiposo, tiene efectos sobre la salud y la esperanza de vida. Pero no todo tiene las mismas repercusiones, la localización del tejido adiposo es la responsable de estas repercusiones. La mayoría de los estudios sugieren que el aumento del riesgo de obesidad está relacionado con los depósitos mesentéricos y portales de tejido adiposo, es decir, abdominales o viscerales. El tejido adiposo alrededor de las caderas y las nalgas, parece no aumentar notablemente el riesgo para la salud.

La composición corporal puede medirse por distintos métodos, entre ellos queremos destacar a la bioimpedancia eléctrica que, determina el paso de una corriente eléctrica a través de los tejidos. El tejido graso posee una alta resistividad al paso de la corriente frente a los tejidos magros que tienen una mejor conducción de la corriente, debido a su alto contenido de agua, como hemos comentado. Por ello, podremos con este tipo de estudios estimar el porcentaje de cada compartimento graso y muscular.

No todo en la pérdida de peso es saludable, debemos entender es que hay dos protagonistas a la hora de perder peso: el músculo y la grasa.
Cuando se plantea una dieta para reducir peso, lo más importante es perder grasa, pero al mismo tiempo debemos de cuidar nuestro tejido múscular, ya que su pérdida comprometerá del metabolismo basal y por tanto el mantenimiento del peso perdido.

El fenómeno de perder volumen o talla y mantener el peso se debe a la redución del compartimento adiposo con mantenimiento o ganancia del sistema muscular, a partir de este cambio en la distribución de compartimentos de nuestro organismo, el peso puede mantenerse, pero la talla disminuirá, dado que el músculo, por su presencia de agua, pesa más que la grasa, pero ocupa menos espacio que ésta.

Por tanto la reducción del volumen corporal o la talla, es debida al cambio de distribución de esos elementos en nuestro organismo y la proporción en la que lo hacen durante la pérdida de peso.

Tabla de contenidos