De la prediabetes a la diabetes

De la prediabetes a la diabetes

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La prediabetes es una situación clínica en la que los niveles de azúcar (glucosa) en la sangre no cumplen los criterios para el diagnóstico de diabetes, pero son demasiado elevados para ser considerados normales. La diabetes aparece tras de un periodo de tiempo denominado “estado prediabético”.

La prevalencia de la diabetes aumenta con la edad. En los EE.UU. se estima que el 25% de los adultos de 65 años o más presentan esta enfermedad, mientras que, en España, su incidencia es de un 13,8% a nivel general. En la franja de edad de 61 a 75 años, el 29,8% de las mujeres y el 42,4% de los varones sufren diabetes tipo 2.

La American Diabetes Association (ADA) destaca las implicaciones pronósticas de la hiperglucemia entre los adultos mayores. De hecho, la diabetes puede afectar muchas partes del organismo, causando problemas de salud como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales, enfermedades renales, problemas oculares y daños a los nervios periféricos. La neuropatia periférica puede incluso dar lugar a amputaciones en las extremidades debido a la pérdida de sensibilidad por lesiones cutáneas y/o de los tejidos profundos.


¿Cuándo se considera el diagnóstico de prediabetes?

De acuerdo con la ADA, según los niveles de hemoglobina glicosilada de 5,7% - 6,4%, y / o niveles de glucemia basal (100-125 mg/dl) y/o niveles de glucosa a las 2 horas de 140-199 mg/dl, tras un test de tolerancia oral con 75 gr de una solución azucarada.

La historia natural de estos trastornos es variable, aunque se sabe que, aproximadamente, el 25% de los sujetos progresará a diabetes mellitus tipo 2 (DMT2) en los tres a cinco años siguientes a su diagnóstico. Entre un 5 y un 10 % de las personas prediabéticas desarrollará DMT2 cada año y el 70 % desarrollará DMT2 a lo largo de su vida.

 ¿Cúales son las pautas para retrasar la aparición de la diabetes?

La progresión de la prediabtes a la DMT2 puede aplazarse mediante pautas de intervención en el estilo de vida. En línea con las recomendaciones de la ADA, el Centro Integral de Nutrición Islas Baleares, centro médico de Mallorca experto en sobrepeso, apuesta por un control nutricional que favorezca una pérdida de peso (< al 7% del peso corporal inicial) y por fomentar la actividad física con intensidad moderada, evitando lesiones que induzcan al sedentarismo obligado. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se entiende por actividad física aquella que ocupa al menos 150 minutos a la semana. Puedes medir tu actividad en nuestra web del Club CINIB.

¿Qué medicación está indicada?
La metformina es un medicamento utilizado para tratar la diabetes mellitus tipo 2. Según estudios publicados, integrarlo en el esquema de modificaciones del estilo de vida (dieta y ejercicio) disminuye el riesgo de tener diabetes hasta un 58%. Además, este fármaco ha demostrado su seguridad a largo plazo y utilidad para prevenir el desarrollo de diabetes en pacientes con factores de riesgo.
 ¿A quién se debe prescribir la metformina?
  • Pacientes menores de 60 años con un índice de masa corporal (IMC) de 35 kgr/m2.
  • Adultos a partir de los 60 años.
  • Personas que aumenten la hemoglobina glicosilada tras iniciar el cambio del estilo de vida (dieta y actividad física).
  • Mujeres con antecedentes de diabetes gestacional durante el embarazo.
¿Tiene efectos secundarios la metformina?
El tratamiento crónico de la metformina puede presentar efectos secundarios. Entre los más comunes cabe destacar la deficiencia de vitamina B12, por lo que es recomendable realizar analíticas de sus niveles de manera periódica, especialmente en personas con anemia o neuropatía periférica, dado que su carencia favorece y agrava estas enfermedades.