nos enfrentamos a una comida de estas características si tenemos una cirugía de reducción de estómago

La primera Navidad tras una cirugía de reducción de estómago

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

La Navidad no es un momento especialmente crítico cuando hemos sido operados. Hay que tener en cuenta que la cirugía de reducción de estómago asocia un cambio hormonal que provoca la disminución de apetito. Además, cuando estamos operados tenemos poca capacidad gástrica y con poca cantidad de alimentos nos sentimos satisfechos

Qué situaciones debemos tener en cuenta cuando nos sentamos a una mesa en Navidad:

1. Tenemos que ser conscientes de la importancia de realizar un consumo responsable y moderado de los alimentos.
2. Es fácil distraerse y, de algún modo, deglutir alimentos sin una masticación suficiente. En este caso, es posible la aparición de molestias que le obliguen a parar de comer e, incluso, a incorporarse hasta que cedan los síntomas. Esta situación también puede acontecer con la bebida, si la ingesta es importante.
3. Cualquier alimento, sólido o líquidos que nos aporta calorías puede alterar los resultados de pérdida de peso. La ingesta de alcohol o de dulce en estas fiestas es habitual y está presente en todas las comidas. Cuando estamos en un proceso de pérdida de peso en relación a una cirugía, la ingesta de alcohol no es recomendable al reducirse su degradación metabólica y aumentar su efecto. Por ello si nos planteamos su ingesta debe ser siempre con moderación y tener la precaución de no conducir para evitar ser sancionados.

4. En los preludios de una comida festiva suelen aparecer los aperitivos. Debemos prevenir el picoteo que nos alterará la comida y nos puede dificultar la valoración de la cantidad de alimentos ingerida.

En definitiva, cuando nos enfrentamos a una comida de estas características si tenemos una cirugía de reducción de estómago debemos estar tranquilos y seguros de nosotros mismos. Basta decir que “no podemos comer más” o “no queremos comer más”.