cinib blog intro

Los niveles de grasa corporal varían dependiendo de la edad y del sexo. El peso corporal deseado es aquel en el que el porcentaje de grasa es inferior al nivel de grasa recomendado por edad y sexo. Cuando este cúmulo es excesivo se denomina obesidad. Por encima del 12-20% en varones y del 20-30% en mujeres adultas se considera que esta grasa puede ser causa de una reducción de la salud.

En ocasiones operamos a una persona con asma y, con la pérdida de peso mejoran sus crisis asmáticas y su función pulmonar.
Según el estudio audio publicado en un estudio publicado en el 'European Respiratory Journal’, las personas con obesidad también pueden acumular grasa en los pulmones del mismo modo que la grasa se acumula en otras partes del organismo.

Parece ser que el tejido adiposo tiene funciones importantes en el control de la temperatura corporal, pero en la termogénesis también influye la disminución de la ingesta que induce la cirugía y que provoca una menor generación de calor en relación al menor procesamiento de los alimentos durante su digestión como explicamos al hablar del metabolismo basal. Hablamos ahora de la composición del tejido adiposo.

La obesidad tiene una etiología múltiple, es decir, son muchos los factores que inciden en su génesis. Los más relevantes son la sobrealimentación, la falta de actividad física, la etnia y genética personal, algunas patologías y las horas de sueño nocturno. Sabemos que la falta de sueño tiene un impacto negativo en el bienestar físico y emocional de las persona, y también se ha descubierto que tiene estrecha relación con la obesidad tanto en niños como en adultos.

La Sociedad Española de Obesidad (SEEDO) y su Presidente, consideran una prioridad que las personas con sobrepeso y obesidad busquen asesoramiento profesional para adelgazar con el objetivo de afrontar en las mejores condiciones posibles el esperable repunte de las infecciones por coronavirus (SARS-Cov-2). Los expertos recuerdan que el peso excesivo es uno de los principales factores identificados de mal pronóstico en personas que desarrollan Covid-19. Además, el tejido adiposo podría desempeñar un papel importante en la transmisión de la enfermedad.

La disponibilidad de alimentos y la palatabilidad (término que se emplea para aludir a la cualidad de un alimento) más agradable al paladar parecen influir en la ingesta de alimentos. Los alimentos procesados ​​se han diseñado con precisión para satisfacer el sabor lo que generalmente se logra agregando una cantidad significativa de azúcar y grasa. Estos alimentos sabrosos y apetitosos puede influir en nuestros hábitos alimenticios al disminuir la saciedad y aumentar el deseo de comer.

Los pacientes con obesidad presentan una afectación de la imagen corporal fruto del exceso de peso y el acumulo de grasa. Los pacientes con obesidad presentan una afectación de la imagen corporal fruto del exceso de peso y del acumulo de grasa. Cuando un paciente decide operarse tiene que tener en cuenta que aparecen cambios físicos que generalmente son muy positivos y se acogen con satisfacción.

Cuando nos adherirnos a un plan nutricional para perder peso, habitualmente tiene dos objetivos, el primero es reducir las calorías que consumimos en el día y, el segundo objetivo, es controlar la cantidad y el número de raciones. Ante este planteamiento, sobretodo cuando los pacientes tienes hábitos alimentarios de sobreingesta, existen dificultades de adherencia a la dieta pautada por un mal control del apetito y por la falta de saciedad a las comidas planteadas.

En los pacientes operados de cirugía bariatrica las investigaciones reportan que el metabolismo del alcohol y los pacientes responden de manera diferente, tanto física como psicológicamente, siendo más sensibles a los efectos de bajas dosis de alcohol, probablemente relacionado con la menor degradación a nivel gástrico por la presencia de un bypass o por aumento del vaciamiento gástrico.

La edad y los factores hereditarios son las causas más frecuentes de la caída del cabello, sin embargo, en esta ocasión hablaremos de los factores  relacionados con las cirugías restrictivas realizadas en el tratamiento del exceso de peso.
La pérdida de cabello puede aparecer de gradual o repentina  ser circunscrita al cuero cabelludo o afectar a otras zonas del organismo como la barba o las cejas.

Aprendimos durante la pandemia de influenza H1N1 en 2009 que la obesidad era un factor de riesgo de hospitalización y muerte.
La infección grave por COVID-19 se caracteriza por neumonía, que puede provocar problemas para respirar y, en los casos más graves, puede provocar el síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA), donde una respuesta inflamatoria potente en los pulmones que dificulta el intercambio del oxígeno al torrente sanguíneo.

El nuevo brote de coronavirus generalmente cursa como un cuadro febril benigno similar a la gripe, pero en ciertos colectivos, y al igual que pasa con otras infecciones víricas, puede tener una evolución desfavorable. Las personas con diabetes y patologías cardiovasculares al tener un estado inflamatorio crónico pueden desarrollar con mayor frecuencia cuadros más graves. Las medidas de protección son muy importantes en los colectivos vulnerables, más al tratarse de infecciones por virus nuevos a los que nuestro sistema inmune no está habituado y para los que no hay vacuna. Sin embargo, la verdadera pandemia del siglo XXI, es la obesidad. El exceso de peso corporal es uno de los problemas de salud pública afectando a casi una de cada tres personas y es una de las primeras causas de muerte en nuestro planeta. 

Dentro de los servicios que ofrece el Centro Integral de Nutrición en Baleares (CINIB), cabe destacar el Análisis de Composición Corporal Avanzado, mediante mediante una báscula de bioimpedancia que hemos incorporado a nuestras instalaciones.

El Centro Integral de Nutrición de las Islas Baleares (CINIB) es el único centro de Mallorca íntegramente dedicado a la atención de los pacientes con sobrepeso y obesidad. Está integrado por un equipo de especialistas en materia de cirugía de la obesidad, endocrinología, psicología, nutrición y dietética.
971 213 262 | 636 253 692